Max Linder deseando cooperar á la becerrada que á beneficio de los pobres de Hostafranchs se celebró el 28 del pasado Septiembre, aceptó la dirección de dicha corrida la cual fué un verdadero éxito, pues el público barcelonés deseaba ver á Max come torero y sus deseos no se fraguaron debido á que Max estuvo muy acertado en su trabajo. La casa Pathé Frères impresionó una pelicula que próximamente dará á conocer á nuestro público con el titulo de Max torero. ECOS MUNDIALES. (El mundo cinematográfico, 10.10.1912)